El pasado domingo día 15 de enero, tuvimos el honor de recibir en el restaurant a la ganadora, junto a su pareja, de nuestra promoción en Facebook para degustar el fantástico menú que le preparamos en nuestra casa.

El completo menú comenzó con un detalle de la casa consistente en pan tostado con alioli y tomate para abrir boca a lo que añadimos nuestra sangría especial de la casa como remedio perfecto para refrescar las gargantas sedientas. El festín gastronómico comenzó oficialmente con una rica ensalada mediterránea de frescos ingredientes a la que nos gusta aliñar con una selección de vinagre de Módena y aceite del terreno, dándole al conjunto un sabor inigualable ya que en el aliño, procuramos utilizar sal rosa mineral, que con su baja cantidad en sodio y menor poder salinizante aporta el componente de sabor único para este plato.

Para complementar el pan tostado inicial, continuamos el menú con un platito de jamón ibérico acompañado de unos frutos secos. Tras él, nuestra selección de croquetas caseras de bacalao y pollo, que hacemos con ingredientes seleccionados y al modo tradicional callosino, ya que es un plato muy característico de nuestra gastronomía. Tras una pequeña pausa y el ofrecimiento a nuestros comensales de una selección de un vino alicantino, se continuo el recorrido gastronómico con 2 nuevos desafíos de gran popularidad en nuestra carta: Por un lado la fritura de la huerta, que es una selección de las mejores verduras que freímos en una delicada tempura al aceite de oliva y por otro, nuestro foie caramelizado sobre lecho de mermelada de cebolla y cereza con tosta. ¡Deliciosos¡ Eso es lo que comentaban nuestros invitados mientras retirábamos los platos vacios de la mesa.

Llegó la hora del plato fuerte, nuestro arroz. La elección de este plato era libre y  Mónica se dejó guiar por el gusto de Manu que se inclinó por un arroz negro con calamar, sin duda, una excelente elección de la que en próximas publicaciones contaremos nuestra receta especial. El arroz fue sin duda una muestra del buen hacer de la cocina del restaurante: Grano al punto, temperatura correcta y tamaño de la racción generosa ya que es un arroz que al solerse acompañar de alioli se suele degustar ampliamente y no nos gusta que los comensales se queden justos, esto por otra parte, es una máxima en nuestra casa J.Nuestros comensales tenían ya casi puesto el cartel de ‘completo’ pero les solicitamos amablemente que dejaran hueco para los postres, que consistieron como no podía ser de otra forma, en 2 elaboraciones caseras: Por una lado brocheta de frutas caramelizadas y por otro, una tartita de queso de callosa sobre coulis de níspero local…. ¡Que gozada! Solo quedaba ofrecer a Mónica y Manu café y unos licorcitos para ayudar a la digestión del menú.

La opinión de ambos comensales tras degustar el menú fue magnífica y nosotros agradecemos mucho sus comentarios ya que nos ayudan a seguir mejorando la oferta a nuestros clientes, que para nosotros es algo fundamental en nuestro continuada apuesta por la calidad.